El cáncer infantil puede producir infertilidad

Cuando a usted o a un ser querido se le diagnostica un cáncer, lo que más le importa son las opciones de tratamiento y cómo superarlo. Sin embargo, otra faceta de la dura realidad del cáncer es la infertilidad potencial a la que puede dar lugar, un problema que puede afectar a niños y a adultos con cáncer.

El cáncer infantil es altamente tratable, pero algunos tratamientos, como la quimioterapia y la radiación pueden provocar infertilidad en niños y niñas, incluso antes de llegar a la pubertad. La quimioterapia puede dañar los óvulos, el esperma y las células que generan las hormonas sexuales. La radiación tiene efectos similares cuando se realiza en la pelvis, el estómago, el cerebro o la glándula pituitaria.

El tratamiento del cáncer tiene un impacto variable en los niños, y los efectos en la fertilidad dependen de muchos factores. Estos factores incluyen la cantidad y la localización de la radiación, el tipo y la cantidad de quimioterapia, el lugar de la cirugía y el período de pubertad en el que se encuentre el niño. Algunos medicamentos contra el cáncer también tienen más posibilidades que otros de causar infertilidad.

Ya que las diferentes opciones de tratamiento tienen efectos tan diversos, es necesario que antes de tomar tales decisiones hable con su médico sobre el impacto que podrían tener en la fertilidad de su hijo. Hay opciones para proteger la fertilidad si los pacientes consultan con sus médicos antes de comenzar el tratamiento. Esta conversación es fundamental para que el niño pueda tener hijos en el futuro. Como ayuda para iniciar la conversación, visite SaveMyFertility.org.

Los procedimientos para proteger la fertilidad dependen del período de pubertad en el que se encuentre el niño. Los niños que han llegado a la pubertad tienen más opciones para preservar su fertilidad. Los niños púberes pueden someterse a bancos de esperma, extracción de esperma testicular, congelación de tejido testicular (un método experimental) o protección de los testículos durante la radioterapia. Las niñas púberes tienen la opción de transposición ovárica (colocar quirúrgicamente los ovarios fuera del campo de radiación), banco de óvulos, banco de tejido ovárico (también experimental) o protección de la región pélvica durante la radiación. Los niños más pequeños pueden someterse a protección contra la radiación, banco de tejidos o, en el caso de las niñas, transposición ovárica.

Los tratamientos contra el cáncer también podrían inducir a una pubertad temprana o tardía en niños pre-púberes. La pubertad temprana se presenta antes de los nueve años de edad en los niños y los ocho años de edad en las niñas. Si los niños de 14 años y las niñas de 13 años no han alcanzado la pubertad, es posible que se haya retrasado debido al tratamiento. Ciertos medicamentos pueden ayudar a que su hijo tenga una pubertad normal.

Para obtener más información sobre la manera en la que los tratamientos contra el cáncer afectan la fertilidad o averiguar más acerca de las opciones para proteger la fertilidad, visite savemyfertility.org.

Be Sociable, Share!
1 Star - No Good2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars - Great (1 votes, average: 5.00 out of 5)
Loading...
Be Sociable, Share!

This article is copyright free. You are free to use it on a blog, website, in a newspaper, or newsletter.

To re-post this, copy the content above, or HTML on the right, and paste onto your site.