Un programa juvenil ayuda a cambiar tendencias poco saludables