Tomar la decisión correcta a largo plazo

<b>Tomar la decisión correcta a largo plazo</b>“></td>
<td>
<p>(<a href=NewsUSA) – A medida que los propietarios de casas luchan con la recesión y el impacto en el declive de los precios de las viviendas, algunas están considerando si seguirán pagando su hipoteca o simplemente dejarán de pagar esa obligación. Independientemente de lo que digan sus parientes, amigos y asesores, usted necesita considerar cuidadosamente el impacto a largo plazo de la toma de ésta decisión.

Al igual que la venta de cualquier pertenencia en un período de depresión es una pérdida, el dejar su propiedad puede no ser una decisión inteligente desde una perspectiva a largo plazo. Si bien la crisis de la vivienda es severa, la historia del pasado proporciona alguna perspectiva. Históricamente, el mercado se ha recuperado con el tiempo. Un ejemplo de un declive del precio regional y su posterior recuperación fue en el Sudeste de California, que experimentó una grave recesión a principio de los años 1990 que vio los precios de las viviendas bajar 21 por ciento de su pico. Sin embargo, los precios se recuperaron en una tasa promedio de 6.9 por ciento por trimestre, anualizado por los siguientes 14 trimestres. Los propietarios de viviendas que compraron en la cima del ciclo en 1990 recuperaron su capital perdido 10 años después que empezó la recesión. La tasa de apreciación varía, y los mercados se recuperan de manera desigual ya que algunos experimentan un rápido aumento de valor, lo que dificulta determinar los precios en el mercado. Por tanto, generalmente es el titular que se beneficia de esta apreciación.

En muchas comunidades, el costo de alquilar puede ser más que los costos después de los impuestos de los pagos de la hipoteca. Rentar no proporciona los beneficios a largo plazo que una propiedad. Estos beneficios incluyen un plan de ahorro obligatorio (pagando el principal y formando un capital social con el tiempo) y estabilidad al saber que no serán obligados a mudarse al antojo de su arrendador. A diferencia de otros activos financieros, la propiedad también está relacionada a factores que no deben subestimarse, como la estabilidad de un hogar sostenible para sus hijos y mascotas, así como el formar parte de una comunidad. Incluso si el valor de su hogar se ha reducido considerablemente, los beneficios fiscales y las tasas de reconocimiento del capital aún pueden estar de su lado. Las leyes tributarias de los EE.UU. todavía están a favor de la propiedad de vivienda, particularmente aquellos que tienen los impositivos fiscales más altos. El refugio fiscal de deducir los intereses hipotecarios y los impuestos de la propiedad pueden reducir la carga fiscal global y permitir que las personas se queden con un poco más de sus ingresos.

La falta de pago de su hipoteca puede tener implicaciones más allá de perder su hogar. El dicho familiar, “Mi banco realmente es el dueño de mi casa” no tiene que reflejar la realidad de la propiedad de la vivienda. Considere lo siguiente: Independientemente de la cantidad del préstamo usted debe sobre la propiedad, si usted está moroso, el prestamista tiene que ir por un proceso público y largo para poder quitarle la propiedad. El proceso de ejecución hipotecaria puede ser particularmente perjudicial para su crédito. Su record crediticio es un activo valioso que debe ser protegido. El faltar al pago de una deuda no solo impactará su record crediticio a largo plazo pero podría limitar su capacidad de asegurar un nuevo lugar donde vivir, ya que los arrendadores siempre revisan el record crediticio antes de alquilar. También, la habilidad para calificar a ciertos trabajos, mantener una línea de crédito para empresas pequeñas u obtener financiamiento para comprar un carro puede también sufrir un impacto debido a que toma muchos años recuperar el record crediticio.

Para más información sobre factores de ejecución hipotecaria, alternativas, y donde encontrar ayuda, visite www.homesafepmi.com.

Be Sociable, Share!
1 Star - No Good2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars - Great (No Ratings Yet)
Loading...
Be Sociable, Share!

This article is copyright free. You are free to use it on a blog, website, in a newspaper, or newsletter.

To re-post this, copy the content above, or HTML on the right, and paste onto your site.