¿Tiene usted cobertura por discapacidad?

<b>¿Tiene usted cobertura por discapacidad?</b>“></td>
<td>
<p>(<a href=NewsUSA) – Mientras los estadounidenses deliberan los co-pagos fuera de la red, la cobertura dental y otras opciones durante la inscripción abierta, a menudo pasan por alto los seguros por discapacidad – un error financiero potencialmente devastador.

Muchas personas descartan la idea de un seguro por discapacidad – ellos sienten saludables y no esperan perder un trabajo como consecuencia de una enfermedad o lesión. Pero la discapacidad se da con más frecuencia que los trabajadores piensan, y no siempre significa sillas de ruedas o un confinamiento a una cama de manera permanente. Cualquier cosa desde una cirugía de la espalda, un hueso roto, cáncer, problemas del corazón o hasta una enfermedad de corta duración como una neumonía puede ocasionar faltar al trabajo.

De acuerdo con la Administración del Seguro Social, tres de 10 trabajadores que ingresen a la fuerza laboral del día de hoy se convertirán en personas discapacitadas en algún momento de su carrera. Alrededor de uno de siete trabajadores se convertirán en personas discapacitadas por cinco años o más. Y la discapacidad puede pasarle a cualquiera en cualquier momento – calcule su propia posibilidad de discapacidad en whatsmydpq.org.

Las facturas no se detienen cuando alguien deja de producir ingresos. Los estadounidenses necesitan asegurarse de que, en el caso de accidente o enfermedad, ellos todavía son capaces de cumplir con sus obligaciones.

“En la actualidad estamos enfrentando muchos retos económicos, y los asalariados en esta temporada podrían ver algunos cambios en su paquete de beneficios”, dice Barry Lundquist, presidente del Council of Disability Awareness (CDA). “Es importante que no pierdan la vista su valor más importante – la habilidad de producir un ingreso. En estos tiempos difíciles es imprescindible hacer preguntas y aprender sobre los planes y protección de la discapacidad”.

El CDA alienta a los trabajadores a considerar las siguientes preguntas:

1) ¿Cuáles son mis gastos mensuales necesarios que continuarían si mis ingresos se detuvieron?

2) ¿Es que mis ahorros pueden pagar mis gastos mensuales necesarios para un mes, dos meses, tres meses, seis meses o más? ¿Es que mis ahorros cubren mis gastos médicos, como los deducibles y los co-pagos?

3) ¿Tiene mi empleador un plan de pago por enfermedad o programa de discapacidad a largo plazo, o ambos? ¿Estoy participando? ¿Cuándo comienza?, ¿Cuánto me pagan y por cuánto tiempo?

El CDA alienta a los

trabajadores a preguntar a

su empleador acerca de los

beneficios por discapacidad durante la inscripción abierta. Para obtener más información, visite www.disabilitycanhappen.org.

Be Sociable, Share!
1 Star - No Good2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars - Great (No Ratings Yet)
Loading...
Be Sociable, Share!

This article is copyright free. You are free to use it on a blog, website, in a newspaper, or newsletter.

To re-post this, copy the content above, or HTML on the right, and paste onto your site.