La importancia del mantenimiento del coche en invierno para una conducción segur

<b>La importancia del mantenimiento del coche en invierno para una conducción segur</b>“></td>
<td>
<p>(<a href=NewsUSA) – Los conductores deben mantener su vehículo en buen estado para evitar pagar más en gasolina, pero el mantenimiento regular del vehículo también supone una conducción más segura. Una avería de verano supone inconvenientes, pero problemas mecánicos en una carretera helada puede provocar incluso la muerte.

Los expertos de la entidad sin fines de lucro del Instituto Nacional para la Excelencia en el Servicio Automótriz (ASE), la cual se formó en 1972 para mejorar los servicios y las reparaciones del automóvil, ofrece a los conductores los siguientes consejos para asegurar una conducción segura este invierno:

– Lea el manual del automóvil y siga el calendario de revisiones.

– Arregle en un buen taller todos los problemas del motor relacionado con la conducción tales como problemas de arranque, tirones y detenciones bruscas del automóvil. El tiempo frío hará que los problemas ya existentes se agraven aún más.

– Cambie los filtros sucios incluidos los del aire, gasolina y filtros PCV. Cambie el aceite y el filtro del aceite tal y como se especifica en el manual – más aún si la conducción que realiza es en ciudad con frecuentes arranques y paradas, o si consiste en viajes cortos y frecuentes.

– Vacíe y llene los sistemas de refrigeración tal y como se recomienda. Compruebe a menudo los niveles, el estado y la concentración de los líquidos refrigerantes. Nunca abra el tapón del radiador hasta que el motor no se haya enfriado completamente.

Deje algunas tareas del coche en manos de los expertos. Asegúrese de que un técnico certificado compruebe la seguridad de los cinturones, faros, enganches y cierres. Los técnicos certificados por ASE pasan un examen estricto para demostrar su experiencia y llevan una insignia ASE azul y blanca en el hombro. Para más información, visite www.ase.com.

– Asegúrese de que los aparatos de calefacción y anti-congelamiento están en buenas condiciones. Un mal sistema de calefacción hará que los viajeros pasen frío, mientras que un sistema estropeado de anti-congelamiento puede reducir de forma peligrosa la visibilidad.

– Acuda a un técnico para que compruebe la batería. Las herramientas que usan los técnicos son las únicas que pueden detectar problemas en la batería. Use gafas protectoras y guantes de goma cuando esté limpiando la corrosión.

– Los neumáticos gastados son más proclives a los deslizamientos y derrapes. Examine bien los neumáticos para detectar posibles anomalías tales como desgastes, pequeños bultos, mala alineación, cortes o elementos clavados.

– Compruebe la presión de los neumáticos una vez al mes. Deje que las ruedas “se enfríen” antes de comprobar la presión. Rótelas tal y como se recomienda en su manual. No se olvide la rueda de repuesto, y asegúrese de que está en buenas condiciones.

– Lleve su vehículo a una revisión de fugas de líquidos. El tanque y el suelo debe ser inspeccionado para detectar pequeños agujeros. Los humos de salida dentro del coche pueden ser mortales.

– Tenga en su coche una manta, luces de bengala, una pala y algo de pasa bocas por si llegan casos de emergencia. Y no olvide su teléfono móvil.

Be Sociable, Share!
1 Star - No Good2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars - Great (No Ratings Yet)
Loading...
Be Sociable, Share!

This article is copyright free. You are free to use it on a blog, website, in a newspaper, or newsletter.

To re-post this, copy the content above, or HTML on the right, and paste onto your site.